Receta de Salmorejo Cordobés

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

Que bueno es el salmorejo en los días que hace calor. Una comida sana, deliciosa y refrescante para el verano. Hoy os voy a mostrar como lo hago, empleando un par de truquitos para que os quede lo más sabroso
 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

– 1 Kg de tomates 

«Que sean maduros, cuando los compréis notad que no estén muy duros. Cuanta mejor calidad, mejor sabor. No olvidéis los cultivos ecológicos, son un poco más caros pero el sabor es extraordinario.»

– 3/4 de barra de pan del día anterior

«A mi me gustan las baguettes, pero con cualquier pan os servirá.»

– 3 huevos frescos

– Aceite de oliva virgen extra

«Un buen aceite marca la diferencia»

– 4 dientes de ajo 

«Si no queréis que luego os repita podéis quitarle el centro, no os quitará sabor al plato y os ahorraréis un mal sabor de boca»

– Sal 

– Jamón en taquitos

«A mi me gusta echarle taquitos de los que se pueden comprar envasados, no siempre se tiene un jamón a mano»

PREPARACION

 
Lo primero que tenemos que hacer es la base sobre la que añadiremos el resto de condimentos. Esto es nada más y nada menos que el tomate con el pan. Trituramos bien el tomate con la batidora, no importa que queden trocitos pequeños de tomate. Tras esto añadimos el pan cortado en trozos, esto lo podemos hacer con la mano puesto que luego lo pasaremos por la batidora de nuevo.
 
Si no os gusta que quede muy espeso podéis añadirle un poco de agua. A mi personalmente me gusta que se pueda casi untar, para gustos los salmorejos.
 
Tras esto cortamos un poco los ajos y se los añadimos a la base, junto con 4 cucharadas soperas de aceite de oliva y la sal.
 
Mi truco personal para darle una textura más sedosa es el siguiente: Cocemos los huevos durante 10 minutos y cuando hayan terminado, separamos las yemas de las claras. Las yemas se las añadimos a la base de tomate y pan y volvemos a triturar. Esto le dará un color anaranjado al salmorejo y le dará una textura espectacular.
 
No os olvidéis de probarlo y añadirle a vuestro gusto lo que consideréis que falta: sal, aceite, un poco más de pan o agua.
 
Antes de servir el salmorejo se prensan las claras que hemos separado antes con un tenedor para tener trocitos pequeños y metemos 2 minutos al microondas los taquitos de jamón para que estén crujientes. 
 
El salmorejo tiene que estar frío para servirlo, así que tendremos que hacerlo un par de horas antes de la comida para meterlo en el frigorífico.
 
Sacad las claras de huevo y el jamón separadas para que cada uno pueda servirse lo que quiera.
 
Y ya está, ya tenemos preparado el salmorejo.
 
Espero que os guste y si tenéis alguna duda no os olvidéis de comentar.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario