Pechuga de pollo rellena

Fecha de la última modificación

Comentarios: 0

El pollo es un alimento muy versátil, pero hay días en los que nuestra cabeza no sabe más qué inventar para variar el menú pollo. Esta receta es una alternativa para saborear un rico pollo, fácil de hacer.

Ingredientes:

  • Pechugas de pollo (las que desee, según la cantidad de personas que vayan a comer, calculando una pechuga por persona adulta).
  • Queso, tomate y orégano para el relleno.
  • Sal, pimienta y otros condimentos a gusto.
  • Salsa de tomate para cubrir las pechugas.

Tiempo de preparación: 30 minutos

Paso a paso:

  1. Comienza retirando la piel del pollo.
  2. Divide la pechuga en dos.
  3. Corta cada mitad al medio, como si fuera un pan.
  4. Condimenta con y pimienta y coloca el relleno que quieras: en este caso, nosotros elegimos queso, tomate y orégano.
  5. Cierra el corte lateral con palillos de madera.
  6. Grilla cada pechuga en una sartén a fuego bien alto, apenas para sellar, de los dos lados.
  7. Transfiere las pechugas para una fuente y cúbrelas de salsa de tomate en la cantidad que desees. Es para darle un poco de humedad al pollo.
  8. Lleva al horno precalentado a 180 grados por 20 minutos, y listo.

Beneficios del pollo:

  • Tiene una importante cantidad de proteínas de buena calidad, igual que la carne vacuna.
  • Aporta vitaminas del complejo B, que protegen el sistema nervioso e intervienen en el metabolismo que provee la energía para el cuerpo para su normal funcionamiento.
  • Posee minerales como el hierro, que interviene en la formación de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno; fósforo, que forma los huesos; y potasio, que es esencial para la contracción muscular y el funcionamiento del corazón. También aporta zinc, que mejora el sistema inmune.
  • Es bajo en colesterol, excepto si se lo come con piel, que tiene muy alto contenido de grasas y de colesterol, al igual que sus interiores.
  • La pechuga es la parte más magra del pollo, con lo cual estaremos incorporando pocas calorías y casi nada de grasas y colesterol.
  • Es de fácil digestión y es bien tolerado por quienes sufren trastornos digestivos ya que su tejido conectivo es fácil de desintegrar.

admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicar un comentario